Bienvenidos

Disfrutemos el olor del carbón recién encendido y el sonido de la carne en el asador invocando a un ser querido, a nuestro amigo que platica con la boca llena y no se retira del asador esperando su mejor recompensa. 

 

  Festejemos las anécdotas que serán contadas, recordadas y condimentadas con el aroma y sabor de una buena comida. Que nuestro plato jamás dure vacío y que perdure nuestro amigo tragón, el necio y el arrepentido.

  

  Celebremos por el primo que siempre está por llegar, por la prima que rompe la dieta y el amigo que a cada hora dice que se va y es el último en cerrar, porque el hoy no se olvide mañana y se repitan los manjares en la casa de los abuelos.

 

  Brindemos por el padre, amigo, sobrino, nieto o quien generosamente brindo a nuestra mesa lo mejor de la carne. Que los cortes nunca acaben sin volver a profesar la mejor frase

 

¡ ¡ BUEN PROVECHO ! !

carnes.premium.sanmiguel@gmail.com